La misión académica es desarrollar en nuestros estudiantes sus competencias, es decir hacerlos competentes, capaces de apropiarse de conocimientos y habilidades para convertirlos en saberes, en herramientas para relacionarse con la vida, para interpretarla, transformarla e interactuar con calidad. 

Se definen las competencias como un saber hacer en contexto; como las potencialidades, capacidades y habilidades que nos permiten actuar con mayor claridad, eficiencia, sentido y que posibilitan un SABER, HACER, CONVIVIR, Y SER.